El proceso de aprendizaje

El hecho de que el Odissi sea una danza clásica implica que su metodología de enseñanza está relativamente estandarizada, con lo cual la mayoría de escuelas sigue un proceso de aprendizaje parecido, basado en parte en las distintas tradiciones de danza de Odisha, y en parte en la estructura teórica de los tratados clásicos:

  • Ejercicios de calentamiento y fortalecimiento, difieren mucho entre escuelas, en algunas provienen de la tradición gotipua.
  • Bhangis: posturas básicas, la geometría y la distribución de los pesos del cuerpo, samabhanga- abhanga, y las más importantes: chouka, el cuadrado, simetría, el peso en las dos piernas; frente a tribhanga, la curvatura, asimetría, el peso sobre una pierna.
  • Baksya chalana: movimientos de torso, su clasificación y ejercicios para adquirir flexibilidad y fuerza en la musculatura de la espalda, dorsal, abdominal, etc.
  • Hasta mudra: gestos de la mano, los descritos en el Abhinaya Darpana y los tradicionales de odissi. El uso de los viniyogas (usos de los gestos de las manos, sus significados según la descripción del Abhinaya Darpana) se extendió a partir de que Guru Mayadhar Raut los desarrollara para Odissi tras aprender su uso en Bharatanatyam en Kalakshetra. Difieren un poco entre escuelas al haberse desarrollado recientemente.
  • Pada bhedas: clasificación de las posturas de los pies. Dado que las posturas de los pies descritas en el Natyasastra son muchas menos que las existentes en la práctica, se fueron añadiendo nombres poco a poco (buena parte en el Odissi Research Centre de Bhubaneswar, bajo la dirección de Guru Kelucharan Mohapatra).
  • Siro, griva y dristi bheda: clasificación de los movimientos de cabeza, cuello y ojos, reconstruido a través de las descripciones del Abhinaya Darpana (difieren ligeramente entre escuelas).
  • Ejercicios de chouka-tribhanga (también llamado stepping). En los años 60-70 se desarrolló un sistema de práctica ordenando pasos de baile que ya existían y añadiendo algunos nuevos. Primero se aprenden los pasos de forma independiente, adquiriendo agilidad y aprendiendo a duplicar la velocidad, antes de poder encadenarlos. Guru Kelucharan Mohapatra, Guru Hare Krishna Behera y Guru Mayadhar Raut crearon un sistema ordenado según el número de golpes de los pies (por ejemplo, chouka 2.1 -dos golpes, primer ejemplo-, chouka 2.2 -dos golpes, segundo paso-, y así progresivamente). Más tarde Guru Kelucharan Mohapatra redujo el número de pasos a diez pasos de chouka y diez de tribhanga, de forma que toda la secuencia se pudiera usar como calentamiento y práctica diaria sin necesidad de hacerlos todos o de un profesor dirigiendo la clase (pero no hay que olvidar que esto es sólo una simplificación).
  • Bhramaris: giros. Se desarrollaron sobre las descripciones del Natyasastra, por lo que la nomenclatura es común entre escuelas, no su ejecución.
  • Chari: “pasos”, también sobre las descripciones del Natyasastra, no todas las escuelas los usan.
  • Chali o Pada sanchara: formas de caminar, desplazamientos.
  • Utpluta: saltos.
  • Khandis: primeras estructuras en las que se enlazan pasos, fragmentos pequeños de danza, compuestos en Chatusra ektali.
  • Arasas: estructuras de danza breves, al igual que los khandis, pero incluyen un muktai o tihai, una secuencia que se repite tres veces, como conclusión. Muchas son antiguas, algunas provienen de la tradición gotipua, y sirven para aprender a relacionar movimiento y música de forma más compleja, ya que se componen en distintos compases. Guru Kelucharan Mohapatra insertó algunas en composiciones como Batu, Mohana pallavi, Bilahari pallavi, etc.
  • Piezas o items: coreografías, difieren entre linajes porque aunque contengan fragmentos antiguos que sean iguales, son obra de autores concretos. Es imprescindible conocer y presentar al autor de una pieza.

Todos los ejercicios son palabras que aprendemos antes de poder interpretar o componer un poema. Hoy en día se tiende a no hacer el recorrido entero por la prisas para aprender piezas y para bailar sobre un escenario. Ser intérprete sin tener todas estas herramientas es difícil, y es imposible ser coreógrafo. El proceso de aprendizaje es muy lento los dos primeros años, hasta que se ha aprendido a disociar, el cuerpo ha ganado flexibilidad y fuerza en los puntos necesarios, mejoramos la coordinación, la memoria, etc. Cuando tras los primeros años de paciencia y practica se cuenta con la herramienta de haber integrado la técnica es increíble lo rápido que se puede llegar a aprender.

Cuanto más y mejor se hagan los ejercicios básicos mejor se interpretan las piezas, incluso las de abhinaya, porque te dan una estructura estable de la que poderte fiar, y no pensar en si tengo el pie en su sitio, sino sentir y transmitirlo. Desafortunadamente yo no he podido aprender todos los ejercicios, sigo rellenando huecos (en Odisha la mayoría de bailarines no aprenden teoría o ejercicios básicos en escuelas privadas, sino en la universidad), pero espero contar pronto con toda la estructura y ser una mejor profesora.