Estudiar en India

Estudiar danza india en India es obviamente toda una experiencia. Y es de ese tipo de experiencias que implica tanto cosas buenas como malas, así que hay que intentar aceptar y aprender también de las malas.

Estudiar en India aporta algo muy importante: comprensión. Es importante entender la cultura india con su complejidad y su contexto histórico y social, y eso es difícil hacerlo desde la distancia. Podemos aprender técnica, coreografía, etc. en cualquier parte del mundo. Hoy en día es posible incluso encargar un traje de odissi a medida y que nos lo envíen por correo sin tener que haber pisado una tienda de sarees. Son los olores lo que no podemos apreciar, cómo se comporta el público en un festival, el ritualismo, cómo la fluidez del odissi recuerda a la forma en que el viento mece las palmeras…

Pero India es un país muy loco. Un sitio en el que generalmente no se respetan los horarios, se cancelan clases en el último minuto por razones absurdas, se cambia el contenido de las clases, se cobran precios desorbitados y muy injustos dependiendo de la nacionalidad… Es una sociedad en la que se presiona mucho en el aprendizaje, tu éxito no te pertenece a ti, sino a tu maestro o maestra, y en la que el deshonor es imperdonable. Las danzas indias buscan la destrucción del ego en el sentido de despegarse de la ambición como artista, y apegarse al orgullo comunitario, es el honor de la danza como disciplina y como creación divina el que está en juego. Esto tiene un lado muy positivo pero es peligroso cuando se enseña a una persona humilde, porque daña la confianza en uno mismo y la relación con quien te enseña.

A título personal, creo que lo mejor es empezar a aprender en tu país, con alguien que entienda que hemos crecido en otro contexto cultural, y no sólo no conocemos la lengua, la música, etc. sino que nuestra fisonomía y nuestra expresión corporal es distinta. Claro que se pueden aprender danzas indias sin ser indio, pero al principio el proceso requiere paciencia, no se puede luchar contra el tiempo ni contra la anatomía.

Cuando uno se siente preparado para aprender y entender por qué las danzas indias son como son, llega el difícil momento de buscar profesor/a o maestro/a y emprender el viaje. Ésta es la parte difícil. Va a ser una relación muy importante y no se debe dejar que la elijan las circunstancias. Dada mi experiencia recomiendo estudiar con profesores o profesoras de una generación más joven, que además de dirigir la clase te acompañen en ella, y que vayan a poder dedicar tiempo a enseñarte. Los grandes maestros y maestras no tienen tiempo, ensayos, talleres, festivales, decenas de estudiantes…

Recomiendo para estudiar Bharatanatyam la escuela Ganesa Natyalaya en Nueva Delhi por el maravilloso ambiente y por lo justo de las tarifas de las clases.

Recomiendo para estudiar Odissi en Odisha a Sonali Mishra, gran bailarina y gran comunicadora (creadora de www.globalrasika.com) y a Manosmita Panda, con una amplísima formación en Odissi, ambas en el linaje de Guru Kelucharan Mohapatra; y a Prasanta Kumar Sahoo, bailarín joven de gran técnica (odissiprasanta3003@gmail.com) en el linaje de Guru Gangadhar Pradhan.

Para más dudas, en lo que yo pueda aconsejar: odissiekada@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s