Enseñar

Yo nunca pretendí enseñar nada a nadie. No hice el CAP, no di clases de apoyo, no sentí ninguna vocación de compartir nada.

No quise empezar a dar clases de Odissi, la decisión la tomaron las circunstancias por mí. Por fin enseño sin miedo a equivocarme, porque por supuesto que lo haré, igual que todo el mundo. Obviamente me queda muchísimo por aprender, pero ahora sé que también puedo ayudar a otros en su aprendizaje.

Es tan difícil dirigir una clase y que la práctica sea agradable además de útil, entender que todos tenemos distintas capacidades, distintos procesos y distintas motivaciones. Afortunadamente me dedico a una disciplina muy experimentada y desarrollada gracias a la dedicación de cientos de maestros, no tengo que patentar ninguna metodología super especial y mía sólo mía. Con la práctica se mejora, cada paso lleva a una secuencia que nos llevará a variaciones y coreografías y retos cada vez mayores. Tu danza mejorará y tú lo harás con ella.

Tengo también la suerte de que Dios puso en mi camino alumnas maravillosas y disciplinadas que se plantean la práctica con paciencia y compañerismo. Sin duda alguna, mis alumnas son mejores alumnas de lo que soy yo misma, así que espero que practicando con ellas se me pegue algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s