Navratri

En La India comienzan los preparativos para Navratri, festival de diez días dedicado a la diosa Durga.

Hace un año me encontraba en Bhubaneswar, India. Dando un paseo por old town con Nerea Alcorta vimos cómo comenzaba el montaje de las estructuras de palos, paja y barro que acabarían teniendo la forma de la diosa misma. De momento eran sólo esqueletos extraños y sucios. En los puestos callejeros podíamos curiosear las colecciones de esculturas de variados tamaños y colores, y recuerdo que me enamoró el contraste entre su fabricación artesanal en arcilla y paja y su acabado final con pintura de colores estridentes y purpurina. Los grandes almacenes anunciaban ofertas en ropa elegante ante la llegada de Dussehra, esa noche te verá mucha mucha gente.

Las asociaciones de vecinos, de comerciantes, etc. financian la construcción de capillas que alojan grandes esculturas de la diosa en su forma guerrera atacando a Mahishasura (el demonio Mahisha). El sonido de todo tipo de remixes de plegarias nos acompañó durante las noches del festival. La música de los distintos templos y capilllas se mezclaba a variada intensidad dependiendo de su lejanía y no me dejaba dormir.

La noche de Dussehra contratamos un auto para que nos llevase a algunas compañeras de clase a visitar las capillas de la parte antigua de la ciudad. Yo ya tenía experiencia con las luces, el olor a fritura y la música electrónica de las celebraciones religiosas en La India (que me trae siempre a la mente recuerdos de ir a la feria), pero Dussehra en Bhubaneswar sobrepasó todas mis expectativas. Es maravillosa la oposición entre los grandes templos de piedra, hechos para la eternidad, y las capillas y esculturas hechas de materiales perecederos. Las estructuras buscan la apariencia de un palacio y realmente la tienen. De cerca puedes comprobar que todo es un decorado ligero y desmontable y no puedes sino admirar el talento indio para la fantasía.

En mi recuerdo de aquella noche tienen hueco las risas, intentar no perderse entre tanta gente, las torres de luces de formas horribles, un plato de paneer sabrosísimo en un local realmente sucio, y sobre todo, el rostro sereno que todos los artistas habían dado a Durga Maa y Mahishasura. ¿Cómo era posible que en una escena de lucha llena de acción y armas ambos rostros reflejasen esa tranquilidad?

Este año el festival de Navratri será del 13 al 22 de octubre. Dios está en todo. También en las luces de feria. Celebrar a Devi es celebrar la creación, Jai Durga Maa!

Podéis disfrutar aquí de Smt. Sujata Mohapatra interpretando Durga Dhyan (dedicada a Durga, la de pelo enmarañado…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s