Fusión

He tenido muchas conversaciones sobre el tema de la fusión en danza con personas muy interesantes. La mayoría de la gente percibe que yo pienso que está mal fusionar e innovar. Yo pienso que está mal fusionar mal, y pienso que hay creaciones modernas y rompedoras con las tradiciones que son maravillosas, y otras muchas que son terribles. Una cosa es la técnica artística, y otra muy distinta lo que haces con ella.

Existen dos cuestiones distintas desde mi punto de vista respecto a las fusiones en la danza:

  • Las tradiciones culturales, sus características y sus etiquetas
  • La calidad de las obras artísticas

Cualquier fusión artística requiere la combinación de dos o más técnicas, disciplinas o estilos a un mismo nivel, esto requiere conocimiento y el conocimiento se obtiene con estudio. Si en mi obra artística incluyo sólo algún elemento o detalle perteneciente a otra disciplina o tradición, lo que estoy haciendo es una inclusión, no una fusión. Hace décadas que los músicos occidentales descubrieron las tradiciones musicales asiáticas y son numerosísimas las producciones que combinan instrumentos, melodías, etc. de oriente y occidente. Es sin embargo bastante reciente el trabajo de fusión de disciplinas de danza india y danzas occidentales (si bien desde los años setenta se habían hecho algunas comparativas, por ejemplo del kathak y el flamenco) y se ha de ser cauteloso.

Las danzas clásicas indias tienen una estructura teórica, una técnica, unas posturas básicas y unos movimientos y energías característicos que las definen. Tienen una esencia. Si quiero salirme de esa estructura para desarrollar mi arte, entonces tengo que cambiar las etiquetas, tanto lingüísticas como estéticas. Es perfectamente lícito y positivo crear obras nuevas, pero creo que hacerlo con honestidad implica:

  • Estudio: todas las artes merecen respeto. El respeto a la danza es sudar.
  • Si voy a interpretar o crear una obra devocional tengo que respetar los códigos y ritos de esa tradición religiosa. Si no voy a respetar esos ritos y esa puesta en escena tengo que definir mi obra como rompedora, iconoclasta, etc.
  • Respetar las etiquetas: una mesa puede tener cuatro patas o ninguna, pero tiene que tener una superficie plana. Hay distintos estilos y escuelas de Odissi, pero si hago Odissi tengo que respetar sus características.
  • Las danzas indias tienen unas raíces muy antiguas, por supuesto han evolucionado como lo hace todo en la historia, pero es la suma de muchos pequeños cambios. Todos podemos aportar algo positivo con esfuerzo y creatividad, pero sin olvidar que es un granito en una montaña inmensa.

Con todo eso, con los años de estudio y nuestra necesidad de expresarnos, creamos nuevas obras. Nuevo no significa ni bueno ni malo. Tradicional implica experimentado, el arte clásico funciona porque es el resultado de la experiencia de miles de artistas. Lo que aún no se ha probado puede salir bien o puede salir mal, y no deben interpretarse siempre las críticas desde el victimismo de “ah, es porque soy un rebelde”.

Desafortunadamente en la mayoría de los casos los términos no son ésos. Hay artistas maravillosos y muy respetados que han combinado técnicas de danza indias y occidentales como Akram Khan, Shantala Shivalingappa… Siempre, siempre, son artistas que han estudiado y, definitivamente, han sudado. Lo que está sucediendo en los últimos años es la creación de coreografías que mezclan danzas indias con danzas orientales, tribal, flamenco, etc. hechas desde la ignorancia y la falta de estudio. El problema no es fusionar, es fusionar sin conocimientos. No entiendo cómo es posible que profesionales que en muchos casos han dedicado años de estudio a una disciplina de danza consideren que las danzas indias no merecen el mismo respeto. Veo infinidad de vídeos y fotos de coreografías que incluyen giros de kathak, posturas de odissi, pasos de bharatanatyam, etc. que no están bien hechas. Cuando veo vídeos o fotografías mías hechas cuando empecé a estudiar danzas indias todo está mal. No me avergüenza el camino, es como he llegado hasta aquí, tengo que seguir mejorando. Por eso me gustaría que la próxima vez que bailarinas de danza oriental, bollywood, tribal, etc. que van a incluir un mudra, una postura, una secuencia, etc. de cualquier danza india se pregunten ¿estás completamente segura de que es así? ¿estás segura de que has estudiado lo suficiente?

A nivel personal, siendo el odissi lo que mejor conozco, me duele mucho ver cómo se incluyen en coreografías de otros estilos posturas y movimientos mal realizados. Los bailarines y bailarinas de Odisha practican tanto, renuncian a tantas cosas para elevar el nivel de su danza. Todos cometemos errores, pero una cosa es el proceso de aprendizaje y otra muy distinta la soberbia de “con esto me vale”. En realidad, cuando un bailarín ha entrenado lo suficiente en varias disciplinas de danza, tanto su cuerpo como su mente se adaptan a ambos estilos. Muchas veces es inevitable que en nuestra forma de movernos y expresarnos surjan los movimientos que tanto hemos practicado. Ahí, justo ahí es cuando la fusión es arte, porque no es la mera exhibición de una pose exótica, es tu propia expresión.

Si vamos a crear, fusionar, innovar, etc. hagámoslo bien. La técnica no es una jaula, la técnica es que tu cuerpo pase de ser un cuchillo de plástico a ser una navaja suiza, son posibilidades, herramientas, la técnica es potencial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s